Queremos que tu hoja de vida resalte de las demás, y no que un reclutador la archive.

¡Queremos que tu hoja de vida resalte de las demás, y no que un reclutador la archive, atentos a los siguientes errores!
Sep 14, 2021

1.     No saber lo que quieres y hacía donde quieres dirigir tu perfil profesional.

 

Suena un poco obvio, pero es realmente lo más clave a la hora de hacer tu hoja de vida y empezar tu búsqueda laboral. No saber en qué quieres trabajar, qué rol específico quieres ocupar, y cómo quieres desarrollar tu perfil profesional, hará que tu búsqueda laboral sea poco asertiva y tu hoja de vida muy general, sin un perfil específico al que le está apuntando. Entonces antes de hacer cualquier hoja de vida, realmente ponte en el papel de preguntarte todo lo anterior, para que así puedas definir un plan de acción estratégico y hacer una hoja de vida que llame la atención, con el perfil con el que te quieres presentar al mundo laboral.

 

2.     Hacer una hoja de vida larga y llena de contenido irrelevante.

 

Seguramente al hacer tu primera hoja de vida has metido información tipo: de qué colegio te graduaste, cuáles son tus hobbies, tu estado civil, tu promedio, y una lista de estudios complementarios (como la vez que tomaste un curso de guitarra de 1mes). Todo este contenido es irrelevante (especialmente del colegio de dónde te graduaste) y sólo ocupa espacio y tiempo, que son claves cuando el reclutador esté escaneando los cientos de hojas de vida que recibe por vacante. Lo más importante es hacer una hoja de vida concisa y concreta, con las palabras claves que se alinean a la vacante, y con todo el contenido que explica porque tus habilidades y conocimientos se ajustan perfectamente a la posición que te estás postulando. Eso no quiero decir que tu curso de guitarra de 1 mes no te sirva, sólo no te da más valor agregado si se están postulando aun trabajo de repostería. Por el contrario, si has hecho un curso de repostería de 1 mes, sería perfecto si estás buscando trabajo en esa área. La hoja de vida es tuya, y tú pones la información que sólo te den valor agregado, y quela hagan más corta y concisa. Una buena hoja de vida es de una hoja de largo.

 

3.    Tener un perfil NO claro en la HV

 

En la primera parte de la hoja de vida es importante que tengas un pequeño párrafo en donde tienes la oportunidad de hablar de ti, de tu conocimiento, de tu experiencia y aspiraciones. Es muy importante porque es lo primero que el reclutador va a leer. La idea es que sea claro y conciso y se alinee al puesto al que te estás presentando. Puedes empezar diciendo tu carrera y si hablas más idiomas. Luego, hablas de tu experiencia resumida, y si no tienes experiencia, hablas de áreas de conocimiento que sepas a profundidad por las materias vistas en la universidad. Luego, puedes mencionar tus habilidades blandas (pero no un listado largo), sólo las que veas que tienen más trascendencia con la vacante, y que además puedas dar ejemplos concretos (en caso de que sigas pasandolas siguientes etapas del proceso de selección). Cierra el párrafo con tu interés de carrera, tus aspiraciones soñadoras. Todo este párrafo no puede ser más largo que 5 líneas. Así que es un verdadero reto de poner cada palabra de manera consciente, y la información lo más concisa y relevante posible.  

 

4.     Hacer una HV difícil de leer.

 

Claro que queremos que tu hoja de vida resalte de las demás, y que sea una hoja de vida diferente y creativa. Pero una hoja de vida nunca puede ser difícil de leer. La forma (estructura, colores, figuras, etc) de la hoja de vida no puede afectar el contenido, y si tu hoja de vida tiene colores, formas y demás figuras que hacen que no sea intuitiva y fácil de leer para el reclutador en esos escasos minutos, entonces no sirve de nada el diseño. Si se puede tener diseño, pero tiene que ser fácil de leer y seguir, y no puede reemplazar el contenido. No hay reglas para una hoja de vida, hazla de la manera en que mejor se pueda demostrar quién eres tú, pero de una manera clara y concisa, y que además sientas que realmente te representa.

 

5.     No tener claro cuál es tu propuesta de valor.

 

Esto es uno de los pasos más importantes a la hora de hacer una hoja de vida. Si no tienes claro qué es lo que te hace diferente de los demás, cuáles son las habilidades que te hacen resaltar (y que además tienes ejemplos claros para demostrarlas),va a ser una hoja de vida genérica y no vas enganchar al reclutador. Lo más importante en tu hoja de vida es que demuestres de manera concreta porqué eres especial, y qué hay de ti puntualmente que se ajusta de manera perfecta al perfil al que estás postulando. Una manera de mostrar tu valor agregado, es demostrando interés en ciertos temas, tu participación en ciertos eventos o voluntariados, o exponiendo ciertos logros que hayas tenido. Ojo, es importante seleccionar bien esos logros, para que te puedas proyectar bien hacia tu propósito de búsqueda, y que además tengan sentido con lo que piden las vacantes a las que aplicas. Lo más importante de tu propuesta de valor, es que puedas demostrarla con ejemplos concretos, o con KPIs reales.

1.     Errores de ortografía.

 

Suena básico y obvio, pero mandar una hoja de vida con errores de ortografía es más común delo pensado. Antes de mandar cualquier hoja de vida, léanla varias veces, cerciórense que no hay errores de ortografía, porque eso si es un NO absoluto para un reclutador.

1.     No tener un idioma o un estilo definido.

 

Un error muy común es poner palabras en spanglish en las hojas de vida. Enfócate en un idioma y hazlo consistente en todo el archivo.  Además se recomienda mantener de manera consistente la manera en que se habla en la hoja de vida, así que no cambies de tiempos o formato. Se recomiendo escribir en infinitivo.

 

2.     No tienes que poner una sección de referencias.

 

No tienes que gastar espacio poniendo una sección de referencias. Si realmente les interesas y quieren validartu experiencia o conocimientos, te van a pedir luego las referencias. No las tienes que incluir desde el principio.

 

3.     Poner claramente una manera para contactarse contigo.

 

Es vital que pongas de manera clara(usualmente debajo de tu nombre) la información básica de cómo pueden contactarte. Es decir, pon tu correo y tu perfil de LinkedIn. No es necesario poner e celular o la dirección de tu casa, sólo lo más necesario para que te puedan contactar de manera profesional.

 

4.     Poner o no foto en la hoja de vida.

 

Esto es un tema muy debatible hoy en día, así que no te diremos si está bien o no. Realmente una foto no debería dar ningún tipo de valor agregado a tu hoja de vida, y podrías utilizarla como un complemento para darle un toque especial. Sin embargo, cada vez es más común que las hojas de vida tengan fotos. Eso ya es tu decisión.

Relacionados